in

La Nube: un cambio de paradigma

logo-licencias-online-new-2015Daniel Yesurón, ingeniero pre venta cloud de Licencias OnLine, presenta algunos escenarios de la nube híbrida para a hacer una transición progresiva al mundo cloud

El comienzo de un nuevo año siempre genera expectativas, ansiedad y preguntas cuyas respuestas a veces se hacen esperar. Sin embargo, en el mundo IT, el panorama es claro respecto a las tendencias para el 2017: las empresas se volcarán cada vez más, a la nube.

Daniel Yesurón, ingeniero pre venta cloud de Licencias OnLine
Daniel Yesurón, ingeniero pre venta cloud de Licencias OnLine

Dos principales motivos explican esto. En primer lugar, hay una importante cuestión económica, ya que el hecho de que no exige tener infraestructura propia, implica un enorme ahorro de dinero. En segundo lugar, la facilidad de implementación y uso que brindan una gran cantidad de soluciones de nube que ya están pre diseñadas.
Estas ventajas se empezarán a aprovechar cada vez más, y a mayor velocidad, y no solamente por grandes empresas o instituciones gubernamentales con infraestructuras tecnológicas exigentes, sino también por empresas medianas o startups. Frente a este panorama revolucionario y prometedor, muchos se verán tentados, o tomarán finalmente la decisión de volcar su empresa a la nube. Sin embargo, previo a eso es importante preguntarse “¿qué necesito saber si quiero volcarme al mundo cloud?”.

Por un lado, es importante entender que la nube significa un cambio de paradigma, esto implica que se modifica la concepción de cómo plantear, desarrollar e implementar una solución. Por el otro, es menester tener en cuenta cómo y cuánto se quiere escalar, cuán rápido, y cuál es el plan de la empresa a futuro en el corto, mediano y largo plazo, ya que el mundo cloud evoluciona constantemente, dando cabida a varios caminos para resolver las distintas problemáticas que surgen.
Desde luego que estos temas traen consigo cierta complejidad, y no facilitan el paso del mundo tradicional al mundo nube, pero las ventajas comparativas entre uno y otro son más que notorias. Entonces, ¿qué se puede hacer hoy para hacer un traspaso progresivo, y seguir trabajando con ambos mundos? Se puede trabajar en un punto medio, en la famosa Nube Híbrida.

La Nube Híbrida cuenta, entre varios escenarios, con tres opciones populares:

DEV/TEST: Es la capacidad de tener escenarios de desarrollo y pruebas en parte o completamente en la nube. Se puede clonar la infraestructura que se tiene de forma local, para que, una vez en la nube, se pueda ir validando el costo, los recursos utilizados, etc. De esta forma, la nube nos permite liberar el espacio que usaríamos para testear de forma local y así no tener infraestructura ociosa. Una vez completado el escenario de testeo, se apagan los recursos (Máquinas virtuales, Redes, Almacenamiento) y se deja de pagar por ellos. Por todos estos motivos, es un escenario muy utilizado, ya que resulta una opción que permite ahorrar muchos costos operativos.

SQL Server Stretch Database: Imaginemos el siguiente escenario. Tenemos una Base de datos que ya está utilizando el 90% de su almacenamiento. Cuando llega el momento de elegir si es necesario adquirir o expandir una Base de Datos, entran en juego muchas preguntas como, por ejemplo, el tamaño de la nueva DB, qué tanto se va a poder economizar respecto al uso actual, como va a crecer en el tiempo, etc. Muchas veces, no hay una respuesta simple, sobre todo por la inversión monetaria que esto supone, es por eso que surge el escenario de SQL Server Stretch Database, que permite extender de forma dinámica datos transaccionales activos e inactivos de Microsoft SQL Server 2016 a la nube. A diferencia del almacenamiento de datos inactivos tradicional, los datos están siempre a mano. Con Stretch Database se puede ofrecer tiempos de retención de datos más prolongados sin disparar el presupuesto y extender los datos a la nube en lugar de escalar a un costoso almacenamiento local. Según la frecuencia con la que acceda a los datos, se elige el nivel de transacción adecuado y después se escala o reduce verticalmente los recursos según sea necesario. De esta manera, se extiende la funcionalidad hacia la nube y se evita adquirir una nueva DB hasta que sea completamente necesario. Esto es una ventaja para las pymes, que muchas veces no poseen los recursos económicos que implica la compra de nueva infraestructura y licenciamiento para una Base de Datos nueva.

Alta Disponibilidad:

El concepto de alta disponibilidad implica que se debe tener siempre una copia de contingencia de los datos que se están consumiendo o guardando en determinado momento. Los casos más comunes se dan con las copias de seguridad y replicación en distintos medios de almacenamiento. Estos casos, que pueden resolverse de distintas maneras, dependen más que nada de la complejidad con la que se quiera trabajar y la criticidad de los datos, es decir, que tantas copias de seguridad se desea tener, cada cuanto se desea recuperar las mismas, donde se estarán copiando, etc.

Una regla que se tiende a seguir bastante es la llamada Regla 3,2,1. Esta regla dice lo siguiente: “3 copias de los datos, en 2 medios diferentes, con al menos 1 de esas copias en una región distinta”. ¿Qué significa esto? Que asumiendo que se cumpla esta regla, se otorga una fiabilidad bastante grande para recuperar estos datos. Todas estas estrategias se pueden orquestar con distintos programas: Veaam, Azure Backup, Acronis, etc, los cuales permiten en mayor o menor medida, la configuración de las reglas de backup y replicación que se deseen.

Un ejemplo simple sería mantener una copia de los datos de uno o varios servidores que una pyme tenga en funcionamiento. Se podría utilizar Veeam o Acronis como orquestadores del backup y replicación, mientras que Azure puede actuar como el almacenamiento donde se guardarán las copias realizadas. Esto permite entonces cumplir la regla 3,2,1 de la siguiente manera: Veeam o Acronis configuran las copias para que se realicen en el propio server físico, y además que se repliquen en un medio físico separado, como podría ser una cinta magnética o disco duro externo. Además, generarían una copia que se guardaría en un almacenamiento de Azure, que se puede encontrar en otra región distinta.

A pesar de que estos 3 escenarios que se presentan son muy interesantes en la teoría y en la práctica, la nube híbrida también presenta algunas dificultades. La principal, es la complejidad técnica para implementar algunos de ellos, ya que se pueden presentar muchas variaciones dentro del mismo escenario que deriven en dificultades inesperadas. Este motivo, entre otros, hace que el mercado termine optando por ir directamente a la nube o pasar por soluciones muy sencillas.

Frente a este panorama, Licencias OnLine ofrece soluciones para quienes decidieron hacer la transición hacia el mundo Cloud de forma progresiva.
En primer lugar, facilita el licenciamiento de ambos modelos, tradicional y nube, y permite acceder a cualquier tipo de solución híbrida, además de ser vínculo con quienes pueden implementar las soluciones. Lo que lo diferencia del resto de sus competidores, es que el distribuidor hace webinars regionales, encuentros, desayunos y diferentes eventos, para ayudar a los canales a dejar de pensar la nube como servicio o producto y trabajar como una solución. Otro aspecto importante es que el distribuidor ofrece la posibilidad de adquirir “bundles” o “empaquetados” formados con soluciones de distintas marcas, para poder tener acceso a una solución más completa. Hoy en día ya contamos con las conocidas Acronis + Office 365, Veeam + Office 365 y están próximos a salir varios “bundles” o empaquetados más.
La tendencia de Nube y escenarios híbridos es algo que ya está pasando. Está arraigado de distintas maneras dependiendo de la región, pero es algo presente en la agenda IT del 2017.

Licencias OnLine celebró el cierre de año en Paraguay junto a sus principales canales

AOC Paraguay premia a sus ganadores!