Biometría: El futuro es hoy

Para todos aquellos que no están familiarizados con la industria de la seguridad, los sistemas de seguridad biométrica pueden parecer como algo propio de películas de ciencia ficción, incluso algo realmente poco probable en nuestro mundo o como algo poco práctico, cuando en realidad tenemos ya más de 20 años utilizando sistemas de identificación biométrica para distintos procesos, siendo los sistemas de seguridad los más comunes, pero los últimos 10 años han sido los más intensos con la apuesta de grandes firmas tecnológicas que han logrado cosas como la implementación en sistemas bancarios e incluso la integración en dispositivos de uso diario como los dispositivos móviles. Biometría proviene de las palabras bio (vida) y metría (medida), por lo que entendemos como el proceso por el que un sistema electrónico detecta, registra y verifica la identidad de las personas por medio de sus características intrínsecas como lo pueden ser las huellas digitales, el rostro, la voz, el iris, dinámica de tecleo, la forma de caminar, incluso algo más allá como los latidos del corazón o el mismo ADN. Es por esto que cuando las personas conocen el verdadero poder de la tecnología biométrica, las contraseñas y pines nos resultan un poco menos confiables, pues no hay forma que te roben tu dedo o no puedes olvidar el rostro en casa como suele suceder muy a menudo con una llave convencional o una tarjeta de proximidad.

Cada vez más los sistemas de acceso tradicional están siendo reemplazados por sistemas biométricos de seguridad y es por una muy buena razón: no existe una llave, tarjeta o código pues son las características únicas del cuerpo humano las que hoy en día se han convertido en nuestras credenciales de acceso. Los sistemas de acceso biométricos que conocemos requieren que el usuario presente un identificador como una huella digital o el rostro lo que otorga más seguridad que los sistemas tradicionales como llaves, códigos o tarjetas que en un principio pueden compartirse, extraviar, olvidar o robar. El acceso biométrico se basa en verificar la identidad de la persona antes de concederle un acceso a puertas, elevadores o cualquier cosa que sea manipulada de manera eléctrica o magnética. Diversos expertos en la materia han definido a la biometría como un indispensable dentro de la industria de la seguridad mientras otros aún tienen sus reservas acerca de estos métodos, esto se puede deber a diferentes puntos en la concepción de la tecnología por parte de los usuarios que ciertamente al no tenerlo presente de forma común, no entienden el funcionamiento y al considerarlo algo de películas, llega a parecer que los costos de implementación pueden ser muy elevados pero la realidad es que usar un sistema biométrico es muy similar a un código de barras y desde una perspectiva de costo-beneficio ahora es bastante asequible y sencillo de manejar.

Muchas personas tienen la idea de que sistemas tecnológicos pueden llevar a perder nuestra privacidad, hemos visto ejemplos de implementación de biometría como en estadios de eventos deportivos, musicales o marchas de protesta en los que las fuerzas de la ley utilizan reconocimiento facial para identificar asistentes y compararlos con los datos en las bases de delincuentes, las justificaciones más comunes son la prevención de actos criminales o terrorismo pero es cierto que puede llegar a dar miedo que nos vigilen.

Las terminales biométricas que conocemos para aplicaciones como control de acceso físico, lógico o para gestión de asistencia y marcaje de tiempo de personal realmente no están almacenando nuestras huellas digitales, muy diferente de los sistemas AFIS que suelen utilizar los gobiernos para tomar una fotografía de nuestra huellas digitales y almacenarlas en una base de datos, las terminales únicamente utilizan plantillas que se generan a partir de los patrones en nuestras huellas llamadas minucias, este patrón forma un código binario compuesto de ceros utilizando algoritmos matemáticos por lo que cómo decía, la imagen de nuestra huella en ningún momento es almacenada, nuestra verificación se hará por medio de la plantilla, lo que hace que sea prácticamente imposible recrear una imagen original basándose en una plantilla biométrica, como resultado tenemos que no tendremos problemas de privacidad al utilizar estos sistemas de identificación. Si no conoces un sistema biométrico quizá puedas preguntarte, ¿son realmente confiables?¿qué pasa si no me reconoce?, son realmente dos preguntas muy comunes y bueno, años atrás podíamos decir que la biometría no era del todo exacta pero con el paso del tiempo, las investigaciones y el desarrollo de nuevos algoritmos, hemos llegado a casi el 100% de exactitud con algunos métodos como la verificación de huella digital en los que existen sistemas con los que no importan las condiciones del ambiente o incluso de la misma huella para que funcionen correctamente, actualmente es más recurrente que las tasas de fallas en el reconocimiento en las terminales sean causadas por el usuario, el no registrar correctamente las huellas es presenta como la falla más común.

Hoy en día, al lugar que observemos, la biometría tendrá presencia, basta con observar los teléfonos inteligentes o las computadoras portátiles, en la industria de la seguridad es mayor el interés por parte de distribuidores e incluso por parte de integradores en capacitarse y utilizar sistemas biométricos pues el mercado lo comienza a demandar pues se han dado cuenta de lo cómodo que resulta no tener que recordar códigos, contraseñas o cargar con tarjetas y ser nuestra propia llave, incluso en un mercado como el latinoamericano el factor precio comienza a influir cada vez con dispositivos y tecnologías más accesibles. A todo esto, ¿qué viene para un futuro en la biometría? Estamos experimentando un era de cambios en los que la tecnología parece ser parte de nosotros con el internet de las cosas a la vuelta de la esquina, la biometría se vislumbra con uno de los grandes jugadores para la década que cierra y la próxima, esperamos que podamos tener ambientes que en todo momento sean más seguros y más convenientes para todos.

Existen ya sistemas para identificar el cómo alguien utiliza su teléfono inteligente para utilizar todos los datos que se puedan conseguir como los patrones de escritura, la voz, el tacto, la fuerza con que se presiona la pantalla, etc. para construir una puntuación de confianza de lo que como usuarios estamos utilizando mejor.

A diario crece el interés por la biometría lo que lleva a la profesionalización de más y más distribuidores e instaladores que han descubierto los beneficios de las soluciones de la biometría.

Algunas pocas de las muchas ventajas que encontramos en la biometría son, un aumento de la seguridad, flexibilidad, son sistemas sencillos de instalar y al ser rentables, esto los convierte en sencillos de vender.

ZKTeco trabaja cada día para innovar y llevar a los usuarios mejores y más efectivos sistemas biométricos con diferentes métodos de verificación para cada una de las necesidades de las verticales de mercado; acceso peatonal, vehicular, inspección de personas y equipajes, gestión del tiempo de empleados integrados con la mejor tecnología biométrica así como las diferentes plataformas para administrar las soluciones son un poco de lo que desarrollamos para ofrecer, si usted está interesado en conocer la tecnología del futuro, acérquese con nosotros para orientarlo en su negocio.

Toda la línea de ZKT Eco es representada y distribuida por HPTI Sistemas y Equipamientos S.A. quienes también cuentan con todo un equipo técnico capacitado para dar asistencia 24/7.

Fuente: ZKTeco Latinoamérica Blog

Comparte