in ,

Una mirada desde Ciudad del Este respecto al COVID 19

Por Ricardo Ramirez, CoFundador de PC TRONIC

Algunos meses atrás veíamos a un virus que avanzaba por el mundo a una velocidad que no nos ha dado tiempo a pensar en como poder enfrentarlo. Los países, las ciudades y las empresas no estaban preparadas y con eso nuestras autoridades tomaron sus medidas para combatirlo, en muchos casos, como el de Paraguay sin considerar la salud económica. El virus que lo nombraron como el covid 19 nos muestra su fuerza dejando incontables pérdidas en vidas y también económicas. Las autoridades han tenido que tomar medidas con extremadas precauciones y Paraguay no fue la excepción.

Una vez declarada la pandemia, Paraguay cerró sus fronteras declarando, hasta días de hoy, una cuarentena con muchas restricciones, desde el 12 de marzo pasado. Varias generaciones nunca hemos vivido una cuarentena tan extrema como esta. Hemos visto como nuestras regiones de frontera en Paraguay, cerraba las puertas de los comercios, su principal fuente de trabajo y recursos económicos, además el comercio de frontera contribuye con el 30% PIB nacional y genera unos 300 mil puestos de trabajo.

Aún durante los primeros días de la cuarentena, la Cámara de Comercio y Servicios de Ciudad del Este que nuclea a las principales empresas del rubro electro-informático de la ciudad, se une en solidaridad, característica de los habitantes de esta región del país, iniciando una campaña de distribución de kits de alimentos a las familias que vieron sus ingresos automáticamente cesados, así como la donación a varios centros médicos de equipos de protección individual colaborando de esta manera con el personal de salud que se preparaba para el cuidado de los posibles infectados.

Miramos con optimismo al futuro y con la misión de emprender nuevos desafíos y nuevas maneras de hacer negocios, nuestras conversaciones con el gobierno deben ser de romper paradigmas y mantener siempre el espíritu innovador y de gran capacidad de desarrollo de nuestros emprendedores.

Pero, pasaron los días y la estrategia de nuestras autoridades comenzó a mostrar su lado cruel que fue el despido de miles de funcionarios de las empresas dedicadas al rubro de ventas de productos para el turista.

Hoy vemos a las empresas locales trabajando con un promedio del 25% de su fuerza laboral. El covid 19 se llevaba consigo el 75% de los empleos pero en contrapartida no tenemos casos de contagio que nos pueda alarmar.

Pero esa estrategia trajo consigo algunos aspectos que llaman la atención, una de ellas fue la pronta adaptación de un grupo de empresarios, en el rubro electro-informático, que han buscado otra modalidad de ventas que en Paraguay era aún muy incipiente que es la modalidad de ventas online o el ecommerce.

A pesar, de que gran parte de las empresas no poseen sitios preparados para esa modalidad hemos visto como el rubro electro-informático fue haciendo negocios con las herramientas que poseían y el uso de las redes sociales fue el mejor aliado.

Post cuarentena la modalidad de ventas online tal vez venga a ocupar un espacio de mayor importancia en las empresas, aunque las grandes tiendas de departamentos están preparadas para una atención mas humanizada.

Las ventas en línea serán importantes para el mantenimiento mínimo de las grandes estructuras de las empresas. Con las fronteras cerradas, el puente de la amistad, que nos une con la ciudad de Foz de Iguazú clausurado, hemos podido redimensionar, una vez mas, la dependencia económica, cultural y social que tenemos entre las ciudades llamadas gemelas y que día a día permite a las personas de ambas ciudades o de ambos países, realizar diversas actividades cotidianas de un lado o del otro de la frontera.

Pero eso también favoreció a la creación de otros puentes, que nos permitieron llegar a otros clientes y con distintos productos a consumidores que previo a la cuarentena debían trasladarse hasta nosotros para la adquisición de productos de su interés.

Toda esa capacidad de adaptación a los nuevos escenarios nos hace pensar que el empresariado que está localizado en toda la franja de frontera con Brasil y Argentina, se adaptará muy rápidamente al “New Normal” de hacer negocios post pandemia. El “New Normal” también exige que el gobierno pueda adaptar sus normas y reglas que se ajusten a los cambios que la situación exige, vemos como el Brasil y Argentina han instalado tiendas libres de impuestos en sus fronteras que nos hace pensar que el Paraguay debería también convertir sus fronteras en una zona de libre de impuestos y así mantener su competitividad ante los vecinos.

Esperamos que nuestras autoridades tengan la suficiente habilidad, así como la de los empresarios, en realizar los cambios que se necesitan para mantener toda la dinámica, generación de empleos y generación de recursos económicos que el Paraguay necesita y nos permita siempre estar en la vanguardia comercial de la región.


AyudaPy: una plataforma para unir a personas solidarias con las más carenciadas

Las mejores impresoras para facilitar el trabajo en casa