in ,

Moody’s mejora la perspectiva del sistema bancario de Paraguay

La calificadora de riesgo Moody’s mejoró la perspectiva del sistema banxde “negativa” a “estable”. Esta suba en calificación está argumentada con la proyección de estabilidad o mejora del entorno operativo (del sistema bancario) para los próximos 12 o 18 meses.

Asimismo, colaboraron para la nota el fuerte apoyo de los bancos paraguayos al sector agrícola mediante la concesión y opciones de créditos, además de los precios elevados de los “commodities” (bienes básicos) y la esperada recuperación económica.

La agencia sostuvo este jueves que estos factores mejorarán las condiciones de negocio y promoverán el crecimiento de los créditos. Esto elevó a la perspectiva estable, afirma el informe de la calificadora Moody’s.

El economista y expresidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, manifestó que cada vez que hay un informe favorable de una calificadora de riesgo u organismo bilateral, ello impacta de manera positiva sobre la economía del país como lo es este informe de cambio de perspectiva negativa a estable para el sistema bancario del Paraguay.

«Lo que temían las agencias calificadoras es que que tras la pandemia se registre un incremento en la morosidad bancaria y rápidamente lo que se pudo notar con los números que cerraron para el año 2020 es que sí hubo un impacto en el aspecto de crecimiento económico ya que fue un año recesivo para la economía paraguaya», explicó.

En ese sentido dijo que la recesión que se dio en la economía paraguaya fue menor de la que se estimaba inicialmente de 5% que finalmente quedó en 0,6% y eso hizo que el impacto negativo en el sistema bancario fuese mínimo ya que los índices de morosidad se mantuvieron controlados.

Otras calificaciones en América Latina

Al igual que el sistema bancario paraguayo, los sistemas de Panamá y Argentina también fueron beneficiados con las mismas modificaciones en sus calificaciones, pasando de “negativa” a “estable”.

El sistema bancario de Panamá logró la mejora bajo los argumentos similares a los de Paraguay, mientras que al de Argentina lo ayudó la probabilidad de que se mantenga estable en los próximos 12 o 18 meses.

Finalmente Moody’s decidió mantener las calificaciones a Uruguay y Colombia, con perspectivas “estable” y “negativa”, respectivamente.


ZKTeco: la pandemia un año después

Lleva la potencia a los pedales