in

Liderazgo es disciplina

Por Prof. Marcelo Alejandro Pedroza, Magíster en Educación. Coach y Conferencista. Autor del libro “Tú eres líder”. www.hablemosdeliderazgo.com E-mail: hablemosdeliderazgo@gmail.com twitter: @tuereslider

Por Prof. Marcelo Alejandro Pedroza, Magíster en Educación. Coach y Conferencista. Autor del libro “Tú eres líder”

Quien tiene voluntad puede sostener sus acciones, puede dar testimonio de liderazgo. Para que exista voluntad es necesario que estén presentes los tres requisitos que la constituyen: Discernimiento, intención y libertad.

Quien sabe lo que hace, entiende y comprende, puede discernir y decidir avanzar. Quien tiene una clara intención de lo que se propone realizar, lo hace. Quien lo desarrolla en un marco de libertad, lo vive con responsabilidad. A mayor responsabilidad mayor libertad. No se concibe una sociedad sin el compromiso voluntario de construir con disciplina lo mejor para el crecimiento personal y el auge grupal en donde el ser humano convive.

Liderazgo es disciplina. Cada persona
puede proponerse cumplir con sus objetivos individuales. No es posible ver pasar el tiempo y esperar un hecho extraordinario para que lo que uno desea suceda. La vida es un constante desafío que con disciplina se transforma en una experiencia enriquecedora.

La disciplina permite el orden, la regularidad, la constancia. Los líderes disciplinados contagian su virtud. En un grupo quienes no logran respetar las condiciones que estipulan las acciones para conquistar los mejores resultados, no entonan con el equipo y no pueden influir positivamente.

En todos los ámbitos de la vida se necesita de disciplina. El ser disciplinado es sinónimo de compromiso. Los líderes se comprometen, no prometen. Hacen con dedicación lo que libremente aceptaron realizar.
Las personas líderes son protagonistas de sus vidas, toman conciencia de sus actos y deciden ser disciplinadas y respetuosas consigo mismo y con los demás.

En un diálogo entre líderes uno de ellos expresó que muchas personas realizan sus tareas sólo por obligación. Cada persona puede elegir cómo observar lo que hace y cómo sentirse cuando lo hace.

Aquellos que deciden valorar su interior pueden valorar sus actos. Las personas que se proponen ser disciplinadas se sienten bien y eso produce que se sientan libres.

Y ese bienestar interior abre un sinfín de oportunidades. Los líderes que son disciplinados son responsables y libres. Cuando la persona líder se compromete a realizar una actividad, no lo hace por obligación sino porque quiere dar lo mejor de sí mismo.

Todos podemos ser disciplinados. Los beneficios son multiplicadores, no sólo para quienes lo son sino también para los que se vinculan con ellos.

Los grupos líderes son aquellos que están integrados por personas disciplinadas y que reconocen el valor de ser disciplinados.

Marcelo Gardelin, Business Development Manager,SOLA Region Sales Manager

Adistec y Fortinet: Una estratégica alianza para fortalecer al canal

Lleva Viajes & Turismo celebró el 2do Aniversario en el Hotel Acaray

Aniversario LLEVA VIAJES & TURISMO