in

Las vitaminas de los líderes

Logo Hablemos de LiderazgoPor Marcelo Alejandro Pedroza *

Lee una entrevista que le hicieron al Dr. Aldo Barsanti, entre tanto aprendizaje encuentra que el tema se focaliza en el sobrediagnóstico. Piensa, analiza. Quiere hacer algunos paralelos. Se anima, duda, vuelve a animarse. Hace una llamada y escucha que alguien ha dicho por ahí que no hay tiempo para la reflexión. Saluda con afecto y se despide de su entrañable amigo, al cortar está decidido a continuar leyendo lo dicho por el reconocido Médico Clínico.

El Maestro de Médicos dice que se puede hablar de sobrediagnóstico cuando se diagnostica una enfermedad que no existe o que si existe no producirá síntomas ni la muerte precoz del paciente.

El galeno cuenta que una de las grandes preocupaciones de la medicina moderna es la cada vez mayor cantidad de gente que está sobrediagnosticada, sobretatada y sobredosificada.

Por Prof. Marcelo Alejandro Pedroza, Magíster en Educación. Coach y Conferencista. Autor del libro “Tú eres líder”

En el liderazgo moderno tiene un lugar determinante la capacidad de neutralizar los efectos de aquellos que se dedican a sobrediagnosticar. Los líderes neutralizan todo lo que perjudica. Los líderes le ponen un freno a lo que se presenta como obstáculo para avanzar.

Sigue leyendo lo expresado por el doctor y comienza a preguntarse. ¿Por qué se generan problemas?, ¿Por qué se producen divisiones?, ¿Por qué nacen tantas rivalidades?, ¿Por qué se agrandan los hechos y lo que podría solucionarse de manera simple se transforma en un conflicto?, ¿Por qué se inventan episodios que no existen?, ¿Por qué se dice que todo está mal cuando hay tanto que admirar?

El hombre lector decide responder a sus propias interrogaciones y escribe que los líderes, aquellas personas que influyen de manera positiva, desarrollan una convivencia extraordinaria con sus intenciones. La buena voluntad es hermana de la buena intención y de los buenos actos; juntos crean un vínculo que forma parte del ADN en el liderazgo y cuando se lo tiene presente, aquellos cuestionamientos tienen su veredicto. Las malas intenciones son los gérmenes que impiden que las personas puedan ser líderes. Cuando hay una pretensión dañina no hay liderazgo. Cuando hay un pensamiento nocivo no hay liderazgo. Ante los instintos perniciosos que se manifiestan en múltiples formas es valioso el proceder de los líderes criteriosos y convencidos de la nobleza inherente al ser humano. Las intenciones con fines ambiguos y que esconden un doble mensaje, que se acomoda a los intereses mezquinos del sobrediagnosticador, no forman parte de la vida de los líderes. Cuando se quiere perjudicar a alguien no hay liderazgo. Las buenas intenciones son el cimiento del liderazgo y se transforman en el mejor complejo vitamínico para el buen vivir. También ayudan para neutralizar y evitar todo tipo de sobrediagnóstico.

* Magíster en Educación. Docente y Conferencista sobre temas de liderazgo. Autor de los libros “Tú eres Líder” y “Ecos de Líderes”.
www.hablemosdeliderazgo.com
E-mail: hablemosdeliderazgo@gmail.com
Twitter: @tuereslider


Aduanas registró nuevo superávit en marzo, mejor ingreso histórico de dicho mes de los últimos años y mayor recaudación mensual en lo que va del año

Neomobile consolida colaboración móvil con Rainbow en la industria de la animación