Intel comprará a Altera por US$16.700 millones

Intel comprara  a Altera por USS16700 millones 2

Intel Corp. alcanzó un acuerdo para comprar Altera Corp. por aproximadamente US$16.700 millones en efectivo, en una operación muy debatida que ayudaría a Intel a defender un negocio crucial.

Los accionistas de Altera percibirían US$54 por acción, más o menos el precio que la compañía rechazó en abril durante una ronda de conversaciones previa.

El precio es en torno a un 56% superior al que cotizaba Altera antes de que The Wall Street Journal informara por primera vez de las negociaciones entre las compañías el 27 de marzo.

Las acciones de Altera cerraron el viernes en US$48,85.

La oferta de Intel se enmarca en el proceso de consolidación que está atravesando la industria de semiconductores, a medida que las compañías buscan nuevas fuentes de crecimiento de los ingresos y dirigen su mirada hacia fabricantes de chips que encuentran difícil impulsar su rentabilidad por sí mismos. El jueves, Avago Technologies Ltd anunció un acuerdo de US$37.000 millones para comprar Broadcom Corp, la mayor adquisición tecnológica de la historia.

Algunos de los posibles compradores cuentan con amplias reservas de efectivo, así como con la oportunidad de financiarse a unas tasas de interés relativamente bajas. Intel poseía a finales de marzo US$14.000 millones en efectivo e inversiones a corto plazo, más unos US$8.200 millones en inversiones a largo plazo.

Además de incorporar líneas de productos para generar más ingresos, los compradores están atraídos por beneficios como la posibilidad de introducir más chips en canales de venta, lo que supone ahorro de gastos en medio del aumento del costo del diseño y la fabricación de nuevos chips.

Intel, el principal fabricante de chips para procesadores, tiene previsto utilizar la línea de chips programables de Altera para aumentar sus ingresos en un momento en que la desaceleración de la demanda de ordenadores personales está mermando su crecimiento.

Las negociaciones entre las dos compañías se rompieron en abril, cuando Altera rechazó una oferta de Intel de US$54 por acción, dijeron entonces fuentes conocedoras de la situación.

La decisión de Altera enfureció a algunos de sus principales inversionistas, que no creían que las acciones de la compañía pudieran alcanzar dicho precio a corto plazo por sí solas.

Así las cosas, las negociaciones se volvieron a retomar en mayo, según fuentes cercanas.

Comparte