El ecosistema de criptoactivos registra un crecimiento significativo en América Latina y el Caribe

Reportajes

El BID y el CCAF lanzan un estudio pionero sobre las tendencias en la industria de criptoactivos en América Latina y el Caribe

El ecosistema de criptoactivos en América Latina y el Caribe ha mostrado un crecimiento sustancial en los últimos años. Desde 2016, el número de empresas dedicadas a este tema se duplicó, según un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Cambridge Centre for Alternative Finance (CCAF) de la Escuela de Negocios Cambridge Judge.

El estudio reveló que, en 2022, más de 170 empresas de criptoactivos estaban operando en la región, de las cuales casi 100 tenían su sede o estaban constituidas en América Latina y el Caribe. El BID y el CCAF encuestaron a 52 empresas privadas y reguladores, y entrevistaron a varios actores del mundo de las criptomonedas para elaborar el informe «Ecosistema de Criptoactivos en América Latina y el Caribe» (estudio disponible en inglés).

El estudio definió los criptoactivos de manera amplia, como tokens digitales (incluidos los tokens de seguridad, monedas estables, tokens de utilidad y criptomonedas) que utilizan tecnología de registro distribuido u tecnologías similares para almacenar o transferir electrónicamente la representación digital de valores o derechos, entre otros. Actualmente, las remesas y los pagos transfronterizos están entre los usos más importantes de los criptoactivos en América Latina y el Caribe.

Según el estudio, la industria de criptoactivos creció rápidamente entre 2020 y la primera mitad de 2022. Una empresa mediana de criptoactivos duplicó sus usuarios en 2020, con una tasa de crecimiento media cercana al 50% en 2021 y la primera mitad de 2022. La participación de los usuarios en los servicios de las empresas también ha aumentado, ya que la proporción de usuarios activos y verificados por identidad ha aumentado gradualmente en los últimos años.

Brasil, Argentina y México son los países más atendidos por las empresas de criptoactivos. La mitad de las plataformas encuestadas ofrecen sus servicios en más de dos países simultáneamente. Brasil y Argentina son los países con mayor demanda de servicios, ya que una de cada tres empresas encuestadas ofrece servicios en ambos países. Las opciones comunes para la expansión de negocios son Colombia, Chile y México.

El estudio también encuestó a 31 instituciones públicas a mediados de 2022 para conocer la percepción de los reguladores sobre la industria y las medidas regulatorias que se están tomando. La mayoría de los reguladores consideran que los criptoactivos son útiles, especialmente para crear un panorama de servicios financieros más inclusivo. Solo el 7% de los encuestados del sector público consideró que los criptoactivos son inútiles, y casi el 80% afirma que los criptoactivos ofrecen nuevas funciones complementarias a las soluciones financieras tradicionales.

Tanto las empresas de criptoactivos como los reguladores financieros creen que la cooperación entre la industria y el sector público es necesaria para dar forma a un ecosistema de criptoactivos seguro e innovador en la región. Ambos destacaron la necesidad de marcos regulatorios más claros que permitan el desarrollo de la industria. A pesar de la disposición percibida para cooperar, la mayoría de los encuestados del sector público señaló que su nivel actual de colaboración con empresas privadas es bajo o inexistente.

“La industria de criptoactivos, que abarca más que la negociación y especulación de criptoactivos, tiene el potencial de ser un factor determinante para la inclusión financiera en América Latina y el Caribe. Al proporcionar nuevas oportunidades para la infraestructura de pagos, pagos transfronterizos, identidad digital y otros servicios, los criptoactivos podrían ayudar a llevar servicios financieros a quienes actualmente están desatendidos”, señaló Anderson Caputo, Jefe de la División de Conectividad, Mercados y Finanzas del BID. “Para alcanzar este potencial, el sector público y privado deben colaborar. En primer lugar, deben entablar un diálogo para comprender mejor los riesgos y oportunidades de los criptoactivos. Y, en segundo lugar, deben trabajar juntos para desarrollar políticas públicas para que la industria crezca y al mismo tiempo proteja a los usuarios, inversores y al sistema financiero en su conjunto”, agregó.

Bryan Zhang, Director Ejecutivo y Cofundador del CCAF, afirmó: “La rápida evolución del ecosistema de criptoactivos ha aumentado la urgencia de una mayor comprensión y cooperación entre los actores públicos y privados para garantizar que el desarrollo de la industria sea sostenible, la protección del consumidor sea sólida y la formulación de políticas se base en evidencia. Esperamos que los hallazgos de este estudio proporcionen información sobre el desarrollo del ecosistema de criptoactivos en América Latina y el Caribe y sirvan para la toma de decisiones y regulaciones basadas en evidencia.»

Las empresas de criptoactivos están evolucionando gradualmente hacia proveedores de tecnología financiera (fintech) cada vez más completos que funcionan como un punto de acceso único para inversores, consumidores y empresas. Los servicios más comunes que ofrecen estas empresas incluyen la compra y venta de criptoactivos, la recepción, el envío y el almacenamiento de criptoactivos, la educación relacionada con los criptoactivos y la consultoría, según el estudio.

Más articlulos

Recientes